domingo, 31 de agosto de 2014

No tenemos la versión alemana de la Segunda Guerra Mundial



Hasta septiembre del año 2013 el conocimiento audiovisual que teníamos de la Segunda Guerra Mundial estaba bastante condicionado por la visión norteamericana. Numerosas películas míticas saltan en nuestra mente al instante: Salvar al soldado Ryan (1998), La lista de Schindler (1993), Doce del patíbulo (1967), La gran evasión (1963), El puente sobre el río Kwai (1957)…

El nexo común entre todas ellas es la visión de la guerra desde el lado norteamericano. Los nazis siempre son los malos y los norteamericanos los buenos. Una simple copia de las películas del oeste cambiando a los contendientes.

Si hablamos de series televisivas, Hermanos de Sangre (2001) o The Pacific (2010) son los dos referentes más conocidos por el gran público, y ambas son producciones norteamericanas centradas en las peripecias de sus soldados. Por ello, era necesaria la aportación de una nueva serie que nos ofreciera un punto de vista distinto de la confrontación bélica. Y, en este sentido, los Hijos del Tercer Reich (en realidad titulada Unsere Mütter, unsere Väter, es decir, Nuestras madres, nuestros padres) cumplen perfectamente ese cometido.

A continuación realizaremos una crítica histórica de esta miniserie de tres capítulos de producción alemana.

jueves, 21 de agosto de 2014

Yo no necesito lentes polarizadas



Cuando una persona quiere comprar un coche, el vendedor le asesora de todos aquellos complementos que puede añadir al modelo básico. Los compradores suelen conocer la diferencia entre aire acondicionado y climatizador y, según sus necesidades, podrán elegir incluirlo en su coche o declinar tal oferta.

En el mundo de la óptica existen tantos complementos como en un automóvil pero la mayoría de clientes, por razones que se me escapan, no quieren ni escuchar la argumentación del óptico de turno. Lo peor de esta circunstancia es que la mayoría de tratamientos que se pueden añadir a unos lentes son, en la mayoría de las ocasiones, desconocidos por el gran público. En estas circunstancias entendería que tras la explicación decidieran si les conviene o no llevar este u otro complemento a su gafa pero, ¿ni siquiera querer escuchar?

En algún momento la población valorará al óptico optometrista por lo que es, un profesional de la salud, y podremos aconsejar correctamente a nuestros pacientes sobre sus mejores opciones de compensación óptica. Pero mientras la población nos vea como simples vendedores, será difícil derribar el muro de la incomprensión.

Como yo me resisto a tirar la toalla sobre la información correcta a nuestros pacientes hoy voy a informar, a todo el que esté dispuesto a leer, sobre el tratamiento polarizado.

lunes, 11 de agosto de 2014

No existen campings con baños privados



Yo era una de esas personas que no quería pasar una parte de mis vacaciones en un camping. No tenía una experiencia negativa anterior; al contrario, mi negativa era infundada y se basaba en la comodidad de una cama, la intimidad de unas paredes, el disfrute de un baño propio… Todas estas cosas las tenía en un hotel, pero no en un camping.

Como mi mujer si tenía ganas de veranear, de vez en cuando, en un camping, podéis imaginar que finalmente visitamos alguno. Las mujeres llegan a ser muy convincentes cuando les interesa, ¿verdad?

Puesto que para ir de camping necesitas varias cosas (básicamente tienda de campaña y utensilios tales como camping-gas, saco de dormir, colchoneta o inflador), y tu deseo es amortizar tal gasto, pues la visita al camping una semana al año, como mínimo, se vuelve costumbre. Si a esto sumamos un contexto de crisis económica donde debes ajustarte el cinturón, pues estaba todo dicho.

Mi única condición fue alojarnos en camping de alta categoría. Nada de praderas desoladas de árboles e infestadas de bichos. Y debo decir que, tras visitar unos cuantos, la experiencia fue enriquecedora. Y me siento en la obligación de compartirla.

Por tanto, si estáis interesados en conocer buenos lugares donde acampar con vuestra tienda os interesará seguir leyéndome. En esta ocasión, por ser el primer artículo sobre camping, os mostraré el que más me sorprendió: un camping con baño propio. ¿Queréis conocerlo?

viernes, 1 de agosto de 2014

La Primera Guerra Mundial fue provocada por el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria



Este año se celebra una efeméride muy importante en Europa, en cuanto a confrontaciones bélicas se refiere. Se cumplen cien años del comienzo de la Primera Guerra Mundial (I War World). Por ello, las editoriales nos inundan con libros dedicados a la guerra; algunos nuevas síntesis históricas, mientras otros son reediciones de obras clásicas de notable éxito.

Puesto que resulta muy complicado abarcar tanta literatura por las personas profanas en la materia, voy a realizar un pequeño homenaje a esta efeméride realizando este artículo y aclarando, entre otras causas, las razones que llevaron a la barbarie bélica de 1914.

Generalmente se suele indicar que el atentado sobre el archiduque Francisco Fernando de Austria en Sarajevo, el 28 de junio de 1914, fue el detonante que provocó el comienzo de la guerra. Mi opinión no es esa precisamente pues, más que detonante, yo lo llamaría excusa.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...